El Puerto de Cádiz reinicia el lunes el tráfico de cruceros tras el parón por la pandemia

El Puerto de Cádiz reinicia el lunes el tráfico de cruceros tras el parón por la pandemia

La Autoridad Portuaria garantiza la prevención del COVID-19 en las escalas de crucero con un protocolo que implica a operadores, pasajeros y tripulantes, entre otros
Jueves, 17 de junio de 2021. El Puerto de Cádiz recibirá el próximo lunes 21 de junio al primer crucero desde que en marzo de 2020 la pandemia del COVID-19 prohibiera el atraque de este tipo de embarcaciones en todos los puertos del país.
El Mein Schiff 2 tiene prevista su entrada a las 8 de la mañana proveniente de Cartagena y partirá a las 7 de la tarde con destino Málaga. Trae a bordo 1.800 pasajeros y 600 tripulantes.
Para garantizar la prevención de transmisión del COVID-19, la Autoridad Portuaria de la Bahía de Cádiz ha puesto en marcha un protocolo, que se redacta al amparo de las directrices emitidas por las autoridades sanitarias, en el que implica a operadores, pasajeros y tripulantes, entre otros.
Como norma general, se aplicarán las medidas necesarias para impedir el embarque de personas infectadas, disminuir la probabilidad de transmisión a bordo, detectar de forma temprana los casos y manejarlos adecuadamente hasta su desembarco e identificar y someter a cuarentena a sus contactos estrechos.
Al mismo tiempo, se adoptan medidas para limitar el contacto entre las personas, estableciendo grupos de pasajeros y tripulantes, con horarios diferentes de comida, embarque y desembarque, así como participación en actividades del barco, de tal forma que se produzca la menor interacción posible entre los grupos.
El protocolo establece que el operador del crucero (naviero o armador) disponga de un procedimiento para la prevención y mitigación de riesgos sanitarios derivados de la COVID-19 en el que se especifiquen las medidas adoptadas.
El procedimiento debe ir acompañado de la Declaración Responsable y el operador debe remitirla tanto a Puertos del Estado como a la Autoridad Portuaria, que a su vez la remitirá a Sanidad Exterior en Cádiz, Capitanía Marítima y Delegación Territorial de Salud y Familia de la Junta de Andalucía.
Entre otras medidas, las navieras deberán designar a una persona a bordo como responsable directo de la aplicación del contenido del procedimiento, limitar el aforo al 70-75 por ciento y asegurar una tripulación mínima de seguridad en caso de brote a bordo.
Los barcos deberán tener también capacidad de realizar pruebas diagnósticas a bordo, así como instalaciones médicas con suficiente capacidad y dotación para poder atender posibles contagios y espacios destinados a aislamiento, además de EPIs, procedimientos de limpieza y desinfección y sistemas de ventilación en espacios interiores que garanticen la salubridad del aire.
El protocolo incluye también la realización de RT-PCR o prueba de antígenos para SARS-COV-2 en tercer o cuarto día de inicio del crucero a todos los pasajeros.
En relación a los cruceristas, el protocolo exige que faciliten la información de control sanitario a través de la aplicación EU Digital Passenger Locator Form (dPLF) desarrollada por la Acción Conjunta de la Unión Europea Preparación y Respuesta en Puertos de Entrada HEALTHY GATEWAYS, que genera un código QR, que facilita el control.
Los pasajeros deberán usar mascarillas, garantizar la distancia social y lavarse las manos, además de evitar aglomeraciones.
También para la tripulación se plantean medidas de prevención, como la realización de RT-PCR o prueba molecular equivalente, que deberá ser negativa para poder embarcar.
Respecto a la operativa de embarque y desembarque, el operador controlará la temperatura, además de la documentación sanitaria y de hacer un control visual de signos compatibles con la enfermedad. Se discriminarán los casos sospechosos.
Para asegurar la distancia social y evitar aglomeraciones en las terminales, se establecen salidas y entradas escalonadas, y la señalización de los circuitos de flujos de personas.
Todos los pasajeros de 12 años o más deberán realizarse una prueba RT-PCR o equivalente dentro de las 72 horas previas al embarque o una rápida de antígenos el mismo día y aquellos que hayan sido vacunados con la pauta completa deberán aportar el certificado de vacunación y lo tendrán disponible para presentarlo en caso de ser requerido.
La Autoridad Portuaria considera que el protocolo garantiza la seguridad tanto de los visitantes como de los ciudadanos gaditanos y velará para su estricto cumplimiento.
Actualmente, el Puerto de Cádiz tiene previstas 4 escalas en julio, 10 en agosto, 32 en septiembre, 57 en octubre, 41 en noviembre y 17 en diciembre.
En caso de confirmarse, todas ellas deberán someterse al protocolo y cumplir con las condiciones que establezca la normativa, tanto para cruceros nacionales como internacionales en cada momento.